Rango de precios: Desde Hasta

Compare Listings

Como propietario o arrendatario debes saber que en España La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) establece que existen “arrendamientos de vivienda” y “arrendamientos de uso distinto al de vivienda”.

El contrato de arrendamiento de vivienda  lo incluye la LAU dentro de la primer clase.

Es un contrato cuyo alquiler recae sobre una vivienda urbana, habitable, cuyo destino primordial es satisfacer la necesidad permanente de vivienda del inquilino.

Esto quiere decir que será contrato de arrendamiento de vivienda el que, independientemente de su duración, vaya a posibilitar al inquilino habitar indeterminadamente dicha vivienda como su hogar principal y permanente.

El arrendamiento por temporada lo incluye la LAU dentro de la segunda clase, es decir, de los “arrendamientos de uso distinto de vivienda”.

En especial, tendrán esta consideración los arrendamientos de fincas urbanas celebrados por temporada, sea ésta de verano o cualquier otra, y los celebrados para ejercerse en la finca una actividad industrial, comercial, artesanal, profesional, recreativa, asistencial, cultural o docente, cualquiera que sean las personas que los celebren

El hecho que hace que un contrato de arrendamiento sea de vivienda o de temporada no es la duración más o menos larga del contrato (aunque ciertamente la duración es un indicio a tener en cuenta) sino el concepto de “necesidad” de la vivienda.

Si la vivienda alquilada es la vivienda que satisface la necesidad de cobijo del inquilino, es decir, si es considerado como su hogar tal y como entendemos este concepto, entonces será arrendamiento de vivienda. Por contra, si la vivienda alquilada no va a ser considerado el hogar del inquilino, sino que se alquila para vivir en ella temporalmente (pues su hogar lo tiene en otro lugar, en otra vivienda, a la que tiene en mente volver antes o después, una vez concluya su necesidad de estar en “ese sitio”) entonces hablamos de arrendamiento por temporada.

No son considerados contratos de temporada ni se regirán por la ley de arrendamientos urbanos los arrendamientos o cesiones de uso de inmuebles determinadas en el articulo 5 de la LAU.

El alquiler en el contrato por temporada para uso vacacional o turístico queda excluido de la LAU , cada vez mas comunidades autónomas están regulando su aplicación y debes informarte de su aplicación en tu comunidad autónoma.

Puedes ampliar la información en el BOE Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos